Samstag, 17. Dezember 2016

De la derecha alternativa, para nada — ¡esas personas son nazis!


10 de diciembre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

En nombre de la humanidad,
nosotros nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista

Pónganse de pie... Tomen las calles... Súmense a las personas en todas partes para impulsar la resistencia en todas las formas que puedan

No se detengan: No se concilien... No se acomoden... No colaboren

De permitir que Donald Trump entre en funciones, un descarado neonazi dirigirá una buena parte de lo que sucede en la Casa Blanca. Así es. Steve Bannon, gerente de campaña de Donald Trump y ahora su estratega y consejero principal, es un neonazi. Bannon es el dueño y la fuerza práctica detrás del sitio web Breitbart News Network [Red Noticiosa Breitbart]. Hace tres meses, Bannon se jactó de que había convertido a Breitbart en “la plataforma del movimiento de la derecha alternativa”.
¿Qué es la “derecha alternativa” (en inglés: “alt-right”)? Richard Spencer, un líder del movimiento de la derecha alternativa, le dijo abiertamente a usted y al mundo de qué se trata en la conferencia de la derecha alternativa en Washington, D.C., el sábado 19 de noviembre.

Un abierto neonazismo genocida

Spencer disfrutaba la victoria de Trump. Se regodeaba. Y vomitaba necedades racistas, antisemitas, misóginas y nazis — a veces en el alemán original.
“Ser blanco es ser un luchador, un cruzado, un explorador y un conquistador”, declaró. “Construimos. Producimos. Vamos para arriba... No explotamos a otros grupos. Nosotros no ganamos nada de la presencia de otros grupos. Éstos necesitan de nosotros, y no al revés... Estados Unidos ha sido, hasta esta última generación,  un país blanco, diseñado para nosotros y nuestra posteridad. Es nuestra creación, es nuestra herencia y nos pertenece a nosotros”.
Spencer atacó a los “grandes medios de comunicación”, hizo una pausa y dijo: “¿Quizás debamos referirnos a éstos en el alemán original?” El público inmediatamente respondió a gritos, “Lügenpresse”, y así se reintrodujo una palabra nazi que quiere decir “prensa mentirosa”. Spencer se preguntó en voz alta si los judíos “son personas de verdad”.
La multitud coreó, “¡Viva Trump! ¡Viva nuestro pueblo! ¡Viva la victoria!”
Spencer le dijo a la revista Mother Jones que su objetivo explícito era un Estados Unidos completamente blanco (“Meet the White Nationalist Trying to Ride the Trump Train to Lasting Power” [Conoce al nacionalista blanco que trata de subirse al tren de Trump hacia el poder duradero]). Lo llamó “‘un renovado imperio romano’, una dictadura en la que sólo los blancos pudieran ser ciudadanos. ‘No puedes ver a otro blanco como tu enemigo’, comentó. Su objetivo es un estado étnico blanco”. (Véase también el recuadro en esta página: “Necedades enfermizas, imbéciles, repugnantes y racistas en boca de Spencer, el compinche neonazi de Bannon”).
No se trata del “conservadurismo”. No se trata meramente del racismo o del “nacionalismo blanco”. Se trata de un fascismo genocida. Su lógica y programa concreto es la imposición de una dictadura abierta que se base en el terror y la violencia. Una dictadura fascista cuyo objetivo es imponer violentamente la brutal subyugación, opresión y, de ser necesario, genocidio de negros, latinos, mujeres, inmigrantes, judíos, personas pensantes y muchos otros.

Bannon condujo a la prominencia a la derecha alternativa

Bannon ahora balbucea de que no es un racista, nacionalista blanco ni parte de la derecha alternativa, lo cual no es sólo una mentira, sino una gran mentira nazi-trumpista.
Cuando Bannon dirigió el sitio web Breitbart, éste promovió a Richard Spencer. Lo llamó uno de los intelectuales líder del movimiento de la derecha alternativa. Informó: “En 2010, Spencer fundó AlternativeRight.com, que luego se convirtió en un centro de pensamiento de la derecha alternativa”. Un experto en el movimiento neonazi explica que Bannon facilitó “que la derecha alternativa no estuviera tan marginada en la sociedad gracias a Breitbart News”.

Trumpf, un traficante en temas nazis

¿Es que Donald Trump desconocía todo lo anterior? ¡No! Por eso, precisamente, Bannon es su estratega y consejero principal. Toda la campaña de Trump ha sido fascista. Además, Trump ha traficado con la política y los temas al estilo del “silbato para perros” nazi — ¿mejor dicho “silbato nazi”? (“Silbato para perros” se refiere a transmitir mensajes racistas o reaccionarios en un lenguaje cifrado el que comprende el público al que se dirige, pero no en un lenguaje explícito e innegable).
Un ejemplo. En el anuncio final de su campaña, la voz de Trump dice en el fondo que maniobran potencias e intereses globales, los cuales “trabajan para gente que no se preocupa por ustedes”. De ahí cuatro rostros salen en la pantalla: Hillary Clinton, George Soros, Janet Yellen y Lloyd Blankfein. Yellen encabeza el Banco de la Reserva Federal. Soros es un capitalista financiero global. Blankfein es el jefe del banco de inversión Goldman Sachs. Todos (salvo Clinton) son judíos. Este es un antisemitismo nazi clásico, sacado directamente del libro de tácticas de Hitler y Goebbels.
No es de extrañar que Richard Spencer diga acerca de la derecha alternativa nazi: “Creo que tenemos una conexión psíquica o se puede decir una conexión más profunda, con Donald Trump de una manera que simplemente no tenemos con la mayoría de los republicanos”.

¡Hay que parar a Trump!

Hace poco, Trump se reunió con la redacción y unos reporteros del New York Times y dijo unas palabras blandas a fin de distanciarse de la derecha alternativa, ¡lo que no significa nada! Trump defendió a Bannon como un tipo “decente” y Trump tiene la intención de conferirle a Bannon el cargo de estratega y consejero principal en la Casa Blanca.
¿Qué le DICE a usted lo anterior? ¿Qué tan LEJOS tiene que llegar la actual situación antes de que usted lo denuncie por lo que es — y ACTÚE en consecuencia?
Hay que impedir que Trump asuma el cargo y consolide su régimen neonazi, por medio de una masiva resistencia política de múltiples facetas. Cualquier cosa menos que lo anterior resultará en horrores genocidas monstruosos.


Keine Kommentare:

Kommentar posten