Dienstag, 26. November 2019

Rumbo al genocidio: La embestida antiinmigrante del régimen de Trump y Pence


 | revcom.us

Los gobernantes del sistema imperialista capitalista de Estados Unidos, tanto demócratas como republicanos, se han atiborrado durante décadas de implacable explotación y persecución de los inmigrantes, en particular los inmigrantes de América Latina, África y Asia. La clase dominante ha estado unida en el uso del castigo y la muerte para arrancar ganancias a generación tras generación de inmigrantes.
Millones de personas han trabajado en empleos de mierda, con el pago al salario mínimo o menos, con la recompensación de la deportación. Incontables familias han sido desgarradas. Los niños han ido a la escuela por la mañana sólo para llegar a casa por la tarde y enterarse de que a su madre, o su padre, o ambos, se los han llevado y expulsados de Estados Unidos. Miles de personas han muerto agonizantes al tratar de cruzar desiertos, montañas y ríos.
Pero ahora el régimen de Trump y Pence está llevando todo esto a nuevos abismos. Trump comenzó su campaña presidencial tachando a los mexicanos de “violadores”. Sus rabiosas turbas corean regularmente “construyan ese muro” durante sus mítines fascistas. Trump ha amenazado con poner fosos llenos de “serpientes y caimanes” en el lado estadounidense del muro. Su régimen se ha caracterizado por la crueldad de las separaciones entre padres e hijos; la declaración de que hay que impedir que las personas, que provienen de lo que este supremacista blanco tacha de “países pozos de mierda”, entren a Estados Unidos; los helados campos de concentración para niños; una “prohibición a los musulmanes” a la entrada a Estados Unidos, entre muchas otras medidas.
Y por cada una de las escandalosas declaraciones y actos asesinos de este régimen, hay literalmente docenas de decisiones ejecutivas, fallos judiciales, cambios de política y otras medidas menos conocidas que pretenden cimentar una base virulentamente racista y odiadora a los inmigrantes. El alcance y la maldad del lenguaje racista lleno de odio de Trump y las medidas anti-inmigrantes que su régimen ha tomado están sentando las bases para medidas verdaderamente genocidas con el propósito de cometer violencia masiva contra millones de personas.
Estos fascistas están armando lo que un abogado de inmigración describió como “una combinación de mecanismos entrelazados” que han transformado la política de inmigración de Estados Unidos en algo aún más feroz que lo que la precedió, como un componente central de sus esfuerzos por consolidar el fascismo total. A continuación se presentan algunas de las principales características de estas medidas.

La frontera sur de Estados Unidos, una zona de 3.200 kilómetros de muerte y represión

Índice


Un corto: “La satanización, la criminalización y la deportación de los inmigrantes” (en inglés).
Lea el corto en español.
Lea el discurso completo en español.
Vea el discurso completo en inglés.

I. El muro y la frontera

La construcción de un muro a lo largo de toda la frontera suroeste ha sido un elemento central del programa fascista de Trump desde que comenzó su campaña en 2016. De costumbre las turbas rabiosas de sus partidarios corean “construyan ese muro” en sus mítines. Su régimen ha erogado miles de millones de dólares para el muro fronterizo con el objetivo de reparar los tramos existentes y construir otros nuevos. La frontera está colmada de alambre espadín y de púas. Está patrullada por decenas de miles de agentes del orden: la Patrulla Fronteriza, los funcionarios de aduanas y la policía estatal y local. Enormes dirigibles de radar sobrevuelan a 15.000 pies sobre la frontera, junto con aviones de vigilancia, incluyendo aviones no tripulados. Hay cámaras infrarrojas a lo largo de la frontera; sensores subterráneos debajo de ella. La Patrulla de Carreteras de Texas tiene cañoneras fuertemente blindadas equipadas con ametralladoras calibre 50 que merodean el río Bravo1.
Agentes de la Patrulla Fronteriza
Había unos 19.400 agentes de la Patrulla Fronteriza a nivel nacional en 2018, unos 16.600 de ellos a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México. Cuando Trump asumió el cargo, firmó una orden ejecutiva para contratar a 5.000 agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza, y desarrolló planes para contratar a 2.700 cada año.
Despliegue de la Guardia Nacional en la frontera
En abril de 2018, Trump ordenó al Departamento de Defensa que enviara 4.000 soldados de la Guardia Nacional a la frontera, y en noviembre prorrogó la orden. A pesar de la retirada de las tropas de algunos estados, al 21 de marzo de 2019, quedaban alrededor de 2.1002. A finales de junio de 2019, el gobernador de Texas Greg Abbot, aliado de Trump, anunció que iba a enviar 1.000 elementos adicionales de la Guardia Nacional de Texas a la frontera3.
Efectivos en servicio militar activo
En octubre de 2018, el Departamento de Defensa desplegó 5.200 efectivos en servicio activo en la frontera. Mientras que algunos de ellos fueron retirados en diciembre de 2018, prorrogaron las órdenes para miles de otros efectivos al 2019. En febrero de 2019 enviaron otros 3.750 efectivos a la frontera, y en abril, 320 adicionales4.

Las fuerzas armadas de Estados Unidos colocan alambre espadín por la frontera entre México y Estados Unidos cerca del puente McAllen-Hidalgo, McAllen, Texas, noviembre de 2018. (Foto: AP)

Justicieros supremacistas blancos
El 16 de abril de 2019, apareció un video que mostraba a un grupo de hombres armados con uniformes militares que anunciaron que eran policías al rodear a unos inmigrantes. Apuntaron con sus rifles a los inmigrantes y les ordenaron que se sentaran. Los hombres, de un grupo de justicieros supremacistas blancos llamado los “Patriotas Constitucionales Unidos” detuvieron a los inmigrantes hasta que llegara la Patrulla Fronteriza y los arrestara — pero la Patrulla Fronteriza no ordenó a los vigilantes que se dispersaran ni les quitó sus armas. Uno de los líderes de los justicieros dijo: “Estamos presentes simplemente porque el presidente Trump declaró una emergencia nacional en la frontera... estamos presentes ahora mismo y estamos haciendo lo que tenemos que hacer”5. (Luego, un líder de los justicieros fue arrestado por “hacerse pasar por agente federal” a raíz de la indignación generalizada ante los vídeos que el sujeto posteó en línea.)
Detenciones y deportaciones en la frontera
En el año fiscal 2019 (que va del 1º de octubre de 2018 al 30 de septiembre de 2019), los agentes de la Patrulla Fronteriza se llevaron a 859,501 personas a detención federal en la frontera sur y las deportaron. Esto es más del doble de la cantidad de personas detenidas en 20186. No dejaron entrar a otras 263.000 personas en los puertos de entrada del sur.

De una pregunta y respuesta: Bob Avakian responde a la gente que se queja de que los inmigrantes cruzan la frontera (en inglés)
Lea el corto en español.
Lea el discurso completo en español.
Vea el discurso completo en inglés.

La criminalización de la migración: “Cero tolerancia”
En abril de 2018, el Departamento de (In)Justicia (DOJ) de Trump instruyó a los fiscales federales a priorizar el procesamiento de los delitos de inmigración. En mayo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que iba a remitir a todas las personas arrestadas que cruzaran la frontera al Departamento de Justicia para su procesamiento. (Esta instrucción ya no se aplica a las familias con hijos después de que Trump firmó una orden ejecutiva a finales de junio que supuestamente puso fin a las separaciones de las familias).
Los arrestos de niños, la separación de familias
Más de la mitad de las personas detenidas por la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2019 —más de 450.000 personas— estaban con una familia. Muchas de ellas eran niños y bebés. Esto es dramáticamente diferente a cualquier otro momento en la historia de la Patrulla Fronteriza, y un aumento de casi seis veces más que en 2015, que había sido el año con el mayor número de personas que llegaban como familias. Después del citado anuncio de mayo de 2018, el DHS comenzó a separar a miles de familias, y mantenía bajo custodia a los padres de familia para su procesamiento. A raíz de las protestas en todo Estados Unidos contra esta práctica bárbara, Trump firmó otra orden ejecutiva el 20 de junio que supuestamente puso fin a la separación de las familias. Los funcionarios del gobierno admitieron que 2.737 niños fueron separados de sus padres en ese período. Pero en enero de 2019 el Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que tal vez “miles” de niños adicionales hayan sido arrebatados a sus familias7. Además, en 2019 se están produciendo separaciones de familias “con causa” según las determinaciones de las “necesidades de las fuerzas del orden”, a un ritmo dos veces superior al que se registraba a finales de 20168.
El régimen de Trump y Pence ha emprendido varias medidas legales y administrativas para “aumentar la aplicación de la ley tanto en contra de los niños como de los familiares con los que tratan de reunificarse”9. Estas incluyen instrucciones a los jueces para que “erradiquen el fraude”, para asegurar que se pueda quitar la clasificación de “menor” a un niño bajo custodia, para ordenar obligatoriamente una “selección extrema” a los potenciales patrocinadores de los jóvenes inmigrantes. En abril de 2019, el ICE anunció que enviará investigadores para determinar si se están utilizando documentos fraudulentos en la frontera para crear “familias falsas”. Las investigaciones de ahora en adelante también incluirán pruebas de ADN10.

II. Campos de concentración, muertes

Cientos de miles de personas, entre ellas niños, en docenas de campos de concentración
En 2018, el ICE procesó bajo custodia a 396.448 personas. Además, mantuvo bajo custodia a otros 12.000 niños bajo la supervisión de la Oficina de Reasentamiento de los Refugiados11. El ICE tiene centros de detención en todos los estados de Estados Unidos, con la mayor concentración en Texas, California y Arizona12. En diciembre de 2018, casi 15.000 niños estaban bajo custodia de la Oficina Federal de Reasentamiento de los Refugiados13.

Se tomó esta foto en mayo de 2019 en un campo de concentración cerca de McAllen, Texas, y fue obtenida por la CNN de una persona no identificada.

Muertes bajo custodia del gobierno de Estados Unidos
Desde que Trump asumió el cargo, 12 inmigrantes han muerto mientras estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza; 27 mientras estaban bajo custodia del ICE14. Entre ellos figuran un niño guatemalteco de dos años de edad que murió de neumonía y Jakelin Caal Maquin, de siete años, que sufrió un paro cardíaco a causa de una deshidratación grave. Al 20 de septiembre, al menos 15 niños migrantes habían muerto mientras estaban bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza o inmediatamente después de haberlos liberado este año15.
Muerte en los desiertos
En 2017, el último año para el que hay cifras oficiales, 412 personas murieron dentro de los Estados Unidos justo tras cruzar la frontera. La mayoría de estas personas murieron por “exposición prolongada a los ambientes extremos de la región fronteriza”16. Según el grupo Border Angels [Ángeles de la Frontera], unas 10.000 personas han muerto al intentar cruzar la frontera desde 199417. El número oficial de muertes, según la Aduana de Estados Unidos, entre 1998 y 2017 es de 7.126. Estas cifras sólo reflejan las muertes de las que se saben: se desconoce cuántos cientos o miles de personas han perecido en el calor abrasador. Los agentes de la Patrulla Fronteriza destruyen rutinariamente botellas de agua y otras provisiones para la supervivencia dejadas en el desierto por personas que tratan de ayudar a los desesperados inmigrantes. Los agentes federales siguen procediendo con un segundo juicio por múltiples delitos mayores contra Scott Warren, un profesor de geografía que colocó botellas de agua en el desierto.

Toma de un video posteada por No Más Muertes en que un agente fronterizo sonríe mientras vacía recipientes de agua dejados para los migrantes. Según No Más Muertes, “Los agentes de la Patrulla Fronteriza están destruyendo galones de agua destinados a las personas que cruzan la frontera… En los datos recabados por No Más Muertes de 2012 a 2015, hallamos que al menos 3.586 recipientes de un galón de agua fueron destruidos” en un corredor del desierto.

Asesinados mientras estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza o huyendo de la Patrulla Fronteriza
El gobierno de Estados Unidos no proporciona cifras claras de la muerte de migrantes bajo su custodia en la frontera. Pero sí sabemos que al 6 de noviembre, se sabe que al menos 15 adultos han muerto mientras estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza o mientras intentaban evadir la Patrulla Fronteriza en 201918. En su mayoría murieron de “deshidratación extrema” después de que la Patrulla Fronteriza las puso bajo custodia. No está claro cuánto tiempo esperaron para recibir atención médica. Otros fueron asesinados durante persecuciones a pie o en coche. Esto supone un incremento del 50% sobre todo el año 2018.

III. Forzar a los inmigrantes a salir de Estados Unidos

Redadas y deportaciones del ICE
El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) es el principal organismo gubernamental responsable de deportar a las personas arrestadas dentro de Estados Unidos. Una de las primeras medidas de Trump como presidente fue firmar una orden ejecutiva que instruye a los agentes del ICE a ejecutar las leyes estadounidenses contra “todos los extranjeros sujetos a la deportación”19, lo que aumentó enormemente el número de personas en la mira potencial de la deportación, ya que la política anterior se centró en los “extranjeros delincuentes”.

El 7 de agosto de 2019, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas emprendió redadas contra varias empacadoras de alimentos de Misisipí, entre ellas la planta Koch Foods Inc. en Morton, Misisipí. Las redadas en la madrugada fueron parte de un operativo en gran escala contra empleados supuestamente indocumentados. Foto: ICE.

La expansión del ICE, la intensificación de las redadas
El ICE realizó 6.848 “Investigaciones en sitios de trabajo” en 2018, un aumento de más de 5.000 en comparación con 201720. Han arrestado y deportado a miles de personas en redadas por todo Estados Unidos21. En julio de 2019, Trump anunció que el ICE estaba en posición para escalar las redadas en una docena de ciudades. En agosto, arrestaron a unas 680 personas, en su mayoría en empacadoras de pollo, en redadas del ICE a lo largo del norte de Misisipí. En el año fiscal 2018, deportaron a 287.741 personas como resultado de redadas dentro de Estados Unidos, el número más alto en cualquier año desde que un instituto de la Universidad de Syracuse comenzó a llevar registros22. Trump ha ordenado al Departamento de Seguridad Nacional que contratara a 10.000 agentes adicionales del ICE. En este momento, el Congreso no ha proporcionado todos los fondos, y su aprobación todavía está en debate.

El ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) arrestó a unas 680 personas en varios pueblos de Misisipí en unas redadas emprendidas el 7 de agosto de 2019. Magdalena Gómez Gregorio, de 11 años de edad, ruega que le devuelvan su padre, quien fue detenido en la redada. Vídeo en inglés.

La expansión y el perfeccionamiento de “E‑Verify”
En 2017, Trump ordenó que se ampliara y perfeccionara E-Verify, un sistema de control de verificación electrónica que permite que los empleadores verifiquen el estatus legal de los empleados y potenciales empleados. Por ahora, es “voluntario”, aunque es obligatorio por ley estatal en 22 estados23, y todos los contratistas y subcontratistas federales deben utilizarlo.
Los ataques a las ciudades santuario, la expansión de la ejecución de la ley migratoria por la policía a los niveles local y estatal
En enero de 2017, Trump dio una orden ejecutiva de que no se otorgaran subvenciones federales a las fuerzas del orden en las jurisdicciones santuario. Ésta ha sido revocada varias veces en las cortes, pero el régimen de Trump y Pence sigue impugnando la revocación. Mientras tanto, el régimen ha elaborado otras formas de recortar fondos a las ciudades santuario, dentro del marco de la ley migratoria existente24.
“Cero tolerancia”
El Departamento de (In)Justicia instruyó a los fiscales para que procedieran con todos los casos de “entrada ilegal” con cargos penales. Anteriormente esta política oficial, si bien no siempre se practicaba, había priorizado el arresto de los migrantes que se buscaban por delitos criminales o que estaban condenados de delitos criminales. En mayo de 2018 anunció que el Departamento de Seguridad Nacional iba a proceder con el “100%” de tales casos por ser “de materia penal”25.
El encierro a las mujeres embarazadas
En 2017 Trump ordenó al ICE que pusiera fin a una política que le permitía soltar de la prisión federal a las mujeres embarazadas mientras esperaban sus comparecencias ante las cortes26.
Los límites a las comparecencias judiciales, la aceleración de las deportaciones
Al entrar en funciones, el régimen de Trump y Pence comenzó a implementar numerosos cambios para acelerar los casos de migrantes y meter más rápidamente a las personas en la vía de la deportación, y continúa haciéndolo27. Estos incluyen el uso de videoconferencias para las audiencias ante las cortes, contratar más jueces en materia migratoria, limitar los aplazamientos, enviar jueces a los lugares en Estados Unidos con la mayor cantidad de casos, establecer métricas que exigen la “eficiencia máxima” (es decir, el máximo número de deportaciones, de manera más rápida), poner fin a las prácticas grotescamente mal denominadas “amigables con los niños”, “expeditar los casos” en 10 ciudades grandes “con la expectativa de que (cada caso) fuera resuelto en un plazo de 180 días”, entre otras medidas. Estas medidas incluyen hacer comparecer a bebés ante los jueces en materia migratoria. Las cortes en materia migratoria no están obligadas a proporcionar abogadores defensores ni mantener siquiera una apariencia del “debido proceso” el que supuestamente se ofrece en las cortes de materia penal.

IV. Maniobras para eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS) de cientos de miles de personas

El régimen de Trump y Pence ha venido tratando de eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS), el cual dispone un estatus legal para los inmigrantes en Estados Unidos provenientes de un pequeño número de países designados que se estima que son incapaces de regresar a sus países de origen por razones de su seguridad debido a desastres naturales, hambruna o conflictos armados. En la actualidad, alrededor de 300.000 personas están amparadas con el TPS, el mayor número de las cuales proviene de El Salvador, seguido de Honduras y Haití. El TPS se inició en 1990, y dispone una suspensión temporal contra la deportación a las personas aunque no cuenten con estatus legal como residentes permanentes, y les permite obtener permisos de trabajo.
Incendiar la casa, y luego forzar a las víctimas a entrar de nuevo
En enero de 2018, el régimen de Trump y Pence anunció que ha suspendido el TPS para la gente de El Salvador, lo que así pone de cabeza la vida no sólo de unos 200.000 salvadoreños antes amparados por el TPS, sino también la de cientos de miles de sus familiares. Esto ocurrió un par de meses después de la suspensión del TPS para 50.000 haitianos. Como dijo una salvadoreña en Los Ángeles que tiene dos hijos nacidos en Estados Unidos: “Teníamos la esperanza de que si trabajáramos duro, pagáramos nuestros impuestos y no nos metiéramos en problemas, nos permitirían quedarnos”. Dijo que se arriesgaría a ser arrestada en lugar de regresar a El Salvador, a pesar de que sin el TPS perdería el trabajo que tuvo durante 12 años y el seguro médico para ella y su familia.
Los salvadoreños amparados por el TPS habían huido de un país desgarrado por una guerra civil en la que Estados Unidos respaldó y entrenó a escuadrones de la muerte y a un ejército que mató a unas 75.000 personas en este pequeño país, y desplazó a una quinta parte de la población. Luego, en 2001, dos terremotos masivos dejaron a una buena parte del ya devastado país en ruinas aún peores. La justificación retorcida del régimen de Trump y Pence para suspender el TPS para los salvadoreños fue que ya no existían las condiciones que habían hecho que no hubiera seguridad para volver a El Salvador. Como escribió revcom.us: “Esto es como incendiar una casa, matar a tiros a algunos de aquellos que logran escapar, y reunir a unos otros para forzarlos a entrar de nuevo en la casa en llamas. Durante décadas, el dominio yanqui ha atormentado a El Salvador. Millones de personas viven en un infierno de hambre, pobreza y muerte marcado con el sello ‘Hecho en Estados Unidos’”.

Nueva York, 21 de noviembre de 2017, fuera de la oficina del representante Peter King en Long Island, exigen que se salve el Estatus de Protección Temporal, y que se apruebe una ley limpia para los Soñadores. Fotos: Make the Road NY

Por ahora, han bloqueado la suspensión del TPS, pero la amenaza pende sobre la cabeza de los migrantes
En octubre de 2018, un juez de una corte federal dictó un amparo preliminar que prohibía que el régimen de Trump y Pence pusiera fin al TPS para las personas de El Salvador, Nicaragua, Haití y El Sudán. El régimen está recurriendo el amparo. Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que se prorrogará el estatus de TPS para las personas de esos países a enero de 2020, y de ser necesario, se volverá a prorrogar por lapsos de nueve meses. En otra demanda, un grupo de migrantes de Honduras y Nepal con el TPS están impugnando su estatus. Pero los funcionarios de Trump y Pence han dejado claro que se están apresurando a eliminar el TPS por completo, y que una vez que eso suceda, las personas amparadas por el TPS tendrán 120 días para salir de Estados Unidos.
El gobierno de El Salvador entra a un pacto diablesco con Trump y Pence
En octubre de 2019, el régimen de Trump y Pence prorrogó el TPS para los migrantes de El Salvador en un caso separado. Pero salieron informes de que esta prórroga tuvo un precio: el régimen de Trump y Pence exigió que el gobierno salvadoreño firmara un acuerdo bajo el cual El Salvador aumentara sus esfuerzos por frenar el flujo de refugiados desde Centroamérica a Estados Unidos. Además, según Los Angeles Times: “Sin embargo los funcionarios de la administración de Trump dan otra impresión, con el fin de limitar el alcance de la prórroga. De hecho, Ken Cuccinelli, jefe interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, dijo que no iban a prorrogar el TPS en absoluto. ‘Más bien, se prorrogarán los permisos de trabajo para los salvadoreños por un año a partir de la resolución de un litigio para un período de cambio ordenado’, dijo en Twitter”.
Negarle el TPS a la gente de las Bahamas a raíz de un huracán mortal
En septiembre, un huracán mortal azotó la nación isleña caribeña de las Bahamas, que destruyó por completo a partes de ese país y dejó docenas de muertos. El régimen de Trump y Pence se negó a otorgar el TPS a la gente de las Bahamas. Y les dijo a unas 100 personas que huían de la devastación que se bajaran de un transbordador que iba de las Bahamas a Florida, porque Estados Unidos no les iba a permitir entrar. Un editorial del Boston Globe comentó: “Un huracán masivo que golpea a un país isleña es prácticamente una definición de libro de texto del tipo de crisis humanitarias que el Congreso tenía en mente cuando creó el programa. Si los bahameños no cumplen con los criterios, ¿pues quiénes exactamente sí lo hacen?” Y eso era precisamente lo que señalaba el régimen de Trump y Pence con esta medida deliberadamente inhumana: NO vamos a otorgar el TPS a nadie.

Gran Isla Ábaco, Islas Bahamas, 5 de septiembre de 2019, tras el paso del huracán Dorian. Foto: AP.

Por encima de la cruel separación de las familias
Hay aproximadamente 273.000 niños que nacieron en Estados Unidos con padres que están amparados por el TPS. Si el régimen de Trump y Pence logra cumplir su declarada intención de suspender el TPS, estas familias se enfrentarían a una situación atormentadora. Como señaló el autor de una columna de opinión en el Washington Post: “Los padres enfrentarán la decisión de si llevarse a sus hijos —la mayoría de los cuales hablan principalmente inglés y sólo conocen la vida en Estados Unidos— de regreso a los países que el Departamento de Estado estima que no son lugares seguros a los cuales viajar, algunos de ellos con las tasas de homicidio más altas del hemisferio. Si no, los padres tendrán que dejar a sus hijos a solas en Estados Unidos o, si tienen suerte, con familiares, o con padres adoptivos los que quizás conozcan o no conozcan, o dejar algunos de ellos con ‘patrocinadores adultos’ elegidos por organismos federales. La única otra opción disponible para esos padres sería esconderse en las sombras como extranjeros indocumentados”.

V. En la mira para la deportación: 800.000 personas bajo el programa DACA

Una de las principales promesas de la campaña de Donald Trump fue eliminar el programa federal DACA (Acción Diferida por los Llegados en la Infancia), el que desde 2012 ha configurado la vida de 800.000 “Soñadores”, los inmigrantes indocumentados traídos de menores de edad, incluso de bebés, a Estados Unidos. Para la mayoría de los Soñadores, Estados Unidos es el único hogar que jamás hayan conocido. Bajo una orden ejecutiva dictada por Barack Obama, tuvieron elegibilidad para obtener permisos de trabajo prorrogables de dos años para vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos. La eliminación del DACA implicaría que estos cientos de miles de personas serían deportados, separados de sus familias y amigos, o cazados y detenidos como “ilegales” por los agentes del ICE en la tierra en la que crecieron.
El régimen declara un fin al DACA
En septiembre de 2017, el régimen de Trump y Pence suspendió el programa DACA, lo que arrojó la vida de millones de personas en Estados Unidos en abismos completamente nuevos de temor y peligro. Para cumplir con los requisitos del DACA, los solicitantes tenían que proporcionarle al ICE todos los detalles de su vida: su domicilio, su información de trabajo y los nombres y el estatus de sus familiares y parientes. La suspensión del DACA implica que el gobierno podría utilizar esta información para perseguirlos a ellos y a sus seres queridos. Cuando solicitaron el DACA, se les dijo que no se utilizaría esta información para fines de deportarlos. Pero posteriormente, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos dijeron que la política “puede modificarse, reemplazarse o anularse en cualquier momento sin previo aviso”. Aunque el DACA en sí se aplica a un pequeño porcentaje de los migrantes en Estados Unidos sin documentos, muchos de los beneficiarios del DACA viven en hogares con personas con estatus tanto “legal” como “ilegal”, y los ataques por el régimen Trump y Pence al DACA son una gran parte de la embestida fascista general contra los inmigrantes.
Los casos en las cortes han detenido por ahora la eliminación del DACA, pero la amenaza todavía pende sobre los Soñadores
Varios recursos en las cortes han logrado, por ahora, impedir que el régimen de Trump y Pence lleve a cabo la eliminación total del DACA. El asunto ahora está ante la Suprema Corte que escuchó los argumentos orales el 12 de noviembre pero se espera que dicte una resolución en junio de 2020. En agosto de 2019, los abogados del Departamento de Justicia presentaron un escrito ante la corte alegando que Trump tenía todo el derecho de ponerle fin al programa DACA. Dicen que el Departamento de Seguridad Nacional había “concluido, correctamente, o al menos de manera razonable, que el DACA es indebido”. (La justificación que Trump ha dado para eliminar el DACA es que Obama actuó de manera ilegal cuando creó el programa.)

“EN ESTE MOMENTO desde Oklahoma: Alumnos de secundaria abandonan clases en la US Grant en apoyo a los beneficiarios del DACA y todas nuestras comunidades de inmigrantes. #HereToStay [Estamos presentes para quedarnos] #HomeIsHere [Mi hogar está aquí]”

Los demócratas traicionan a los Soñadores
Hacia fines de 2017, los demócratas del Congreso federal forzaron una clausura del gobierno al negarse a votar por un proyecto de ley para financiar al gobierno, supuestamente en oposición a la maniobra de Trump para eliminar el DACA. Pero muy rápidamente los dirigentes demócratas dejaron ver lo falsa y traicionera que fuera su muestra de “apoyo” a los Soñadores. Primero, el cabecilla de los senadores demócratas Schumer, supuestamente para facilitar un pacto con Trump, aceptó ligar la suerte de los Soñadores al apoyo para el muro de Trump. Eso no fue nada más que conceder que el muro y todas las “medidas de seguridad” relacionadas —o sea, las cruelmente anti-inmigrante acciones de la policía y las fuerzas armadas— son válidos, sin recibir nada a cambio. Unos días después, en enero de 2018, Schumer y los otros demócratas votaron por aprobar el mismo proyecto de ley para financiar al gobierno que poco antes habían rechazado. Así es como regalaron la única palanca que tenían —forzar la clausura del gobierno— al capitular sumisamente ante el régimen fascista y los republicanos.
En junio de 2019, los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron un proyecto de ley que estipularía otorgarles a los beneficiarios del DACA un estatus legal condicional por 10 años y disponer de la posibilidad de obtener residencia permanente una vez que hayan cumplido estudios universitarios, servicio castrense o cierto período de trabajo. Pero fue un gesto insignificante: el Senado controlado por los republicanos se negó a considerar el proyecto de ley, y se ha quedado estancado.

VI. Protocolos de persecución contra los migrantes

En diciembre 2018, el gobierno federal de Estados Unidos inició un programa denominado “Quédense en México”, oficialmente denominado “Protocolos para la Protección de los Migrantes” (MPP). Se inició en el sur de California, y para mediados del verano de 2019 se había extendido a los estados fronterizos de Texas y Arizona. Bajo los MPP, el gobierno envía de regreso a México de manera rápida a casi todas las personas que solicitan asilo que de alguna manera logaron entrar a Estados Unidos, y solo los deja entrar a Estados Unidos para comparecer en audiencias ante las cortes en una futura fecha lejana. En violación de las reconocidas leyes internacionales y estadounidenses, ahora Estados Unidos se niega a aceptar las solicitudes de asilo provenientes de las personas de Honduras y El Salvador que han pasado por México y/o Guatemala sin primero solicitar asilo en esos países. Los solicitantes de asilo de Guatemala, así como de otras partes del mundo que logren llegar a la frontera sur de Estados Unidos, ahora primero tienen que hacer su solicitud en México antes de que Estados Unidos siquiera considere otorgarles una audiencia. Una corte federal de apelaciones permitió que esta regla entrara en vigor, y la Corte Suprema ha ratificado esa decisión. En septiembre, esta medida descaradamente infrahumana e ilegal fue ratificada por la Corte Suprema28.
Miles de personas varadas en México por las acciones de Estados Unidos
Los MPP han dejado a miles de personas varadas, sin un centavo, desamparadas en las ciudades fronterizas de México. Están atrapadas entre pinzas sofocantes y mortales: sin poder entrar a Estados Unidos; temen por su vida si tienen que regresar a sus países de origen; y acechados por las pandillas criminales y los policías en unas de las ciudades más violentas del mundo29.

Tijuana, 25 de noviembre de 2018, en la frontera entre Estados Unidos y México. Las personas que habían caminado miles de kilómetros para solicitar asilo se encontraron enfrentados a la policía antidisturbios, helicópteros, ametralladoras y soldados. La Patrulla Fronteriza arrojó gases lacrimógenos a estos migrantes, incluidos niños pequeños y bebés. Foto: AP.

“Dosificación”
El Departamento de (In)Justicia de Trump impuso una política denominada “metering” [dosificación] para limitar el número de casos que va a conocer cada día. A las personas que solicitan asilo al encontrarse con un agente del gobierno estadounidense en la frontera, les dan una fecha para una teleconferencia ante la corte, por lo general fijada a meses en el futuro, y las envían de vuelta a México. Una guatemalteca describió su encuentro: “Únicamente me pidieron un nombre, una huella digital, y luego, ‘fuera’”.
Primero la resolución, luego la audiencia
Para los que logran llegar a ese punto, en la mayoría de las audiencias el resultado ha sido predeterminado. Kevin McAleenan, en ese tiempo el comisionado de la CBP [Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza], anunció en el verano de 2019 que “la mayoría de las solicitudes no prosperarán”30.

VII. La prohibición a los musulmanes y más allá: La reconfiguración de las visas y el asilo al servicio de objetivos fascistas

La prohibición a los musulmanes
En enero de 2017, el régimen de Trump firmó una orden ejecutiva que puso en marcha su infame “prohibición a los musulmanes”. Esta prohibiría que las personas de un número de países de mayoría musulmana viajaran a Estados Unidos con visas legítimas. Por todo Estados Unidos brotaron protestas. Se presentaron múltiples recursos contra la prohibición. Pero el 16 de junio de 2018, la Corte Suprema ratificó la tercera versión de la prohibición31. Desde que entró en vigor, las visas de las personas de los países afectados han caído hasta en un 92%32.
Nuevas medidas que limitan severamente la admisión de los refugiados
En marzo de 2017, el régimen de Trump anunció que para todos los refugiados, iba a suspender al menos 120 días los viajes a Estados Unidos mientras revisaban las solicitudes que tenía y la política de admisiones. Alega que necesita “medidas de seguridad” realzadas33. Cuando se reanudó las admisiones, sometieron a todos los solicitantes a un “proceso de selección realzada”, y un escrutinio adicional si eran de los países que se determinaba que eran “de alto riesgo”. El “Programa de Refugiados para Menores Centroamericanos”, que daba cierto amparo para los jóvenes de Guatemala, El Salvador y Honduras, fue terminado34. Estas medidas rápidamente dejaron estragos severos. En el año fiscal 2016, 84.989 refugiados fueron admitidos a Estados Unidos. En el año fiscal 2018, fueron 22,49135. Y en 2019, la cifra ha caído aún más estrepitosamente.
La clausura del asilo, una nueva definición del temor
En junio de 2018, el entonces procurador general Jeff Sessions redujo la disponibilidad de asilo para aquellos que está en la mira de agentes “no estatales”. Esto les quitó la protección a las víctimas de violencia pandillera y la violencia doméstica, y levantó nuevas barreras al asilo para las mujeres, niños, víctimas LGBTQ y otras personas que tratan de escapar al abuso, las golpizas, la violación y la muerte.
Mantener en detención a los solicitantes de asilo
En abril de 2019, el procurador general William Barr dictó que no se permitiría que los jueces de lo migratorio celebraran audiencias para fijar la fianza para los solicitantes de asilo. El objetivo de esta regla es mantener a los solicitantes de asilo en detención (prisión) por un tiempo indefinido mientras se tramitan sus solicitudes36. Por ahora, una corte federal ha bloqueado esta regla.

Conclusión

Esta lista no solo es una concentración de los horrores cometidos contra los inmigrantes. Es más que una extensión de las atrocidades que este sistema siempre ha infligido a los inmigrantes. Representa una estrategia fascista coherente y multidimensional para forzar a millones de personas a dejar Estados Unidos, impedir que otros siquiera lleguen e imponer a todos un reino de terror. Desde que el régimen de Trump y Pence entrara en funciones, ha venido cometiendo crímenes monstruosos contra los inmigrantes. También han venido creando los mecanismos, la infraestructura, los pretextos legales y el rabioso ambiente racista para cometer crímenes a una escala aún mayor, potencialmente genocida, como una piedra angular de instaurar un fascismo total.
Han hecho muchos avances en forjar ese programa. Pero es posible derrotarlo — pero ya se ha hecho muy tarde. En Estados Unidos, millones de personas han manifestado su repugnancia y oposición a la difamación y calumnia a los inmigrantes por los fascistas en el poder. Las personas se han tomado las calles, a veces cantidades masivas de ellas, para oponerse a muchos de los ataques, pero se necesita mucho más, con urgencia. Se necesita que un movimiento no violento de masas se tome las calles y se quede en las calles, y que de hecho derrote a este régimen; las personas que detestan a este régimen fascista y todo lo que hace tienen que sacarlo del poder, en nombre de la humanidad y en pro de los intereses de la humanidad. Y esto puede y debe contribuir muchísimo a lo que se necesita con urgencia: los preparativos para una revolución que derroque al sistema mismo y proceda a transformar la sociedad entera en pro de los intereses de la humanidad y del planeta.

Notas:

1. Fortifying the Border [La fortificación de la frontera], de Silvia Foster-Frau, San Antonio Express News  [volver]
2. Trump Ordered 15,000 New Border Patrol and Immigration Officers [Trump dio la orden para contratar a 15 mil nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza y del Sistema de Aduanas y Protección de Fronteras], de Molly O’Toole, Los Angeles Times  [volver]
3. Texas Sending Another 1,000 National Guard Troops to Border [Texas envía mil elementos adicionales de la Guardia Nacional a la frontera], de Clarice Silber, Associated Press  [volver]
4. Immigration-Related Policy Changes in the First Two Years of the Trump Administration [Cambios de política relacionados con la inmigración en los primeros dos años de la administración de Trump], de Sarah Pierce, Instituto de Política Migratoria  [volver]
5. How Armed Vigilante Groups are Detaining Migrants on U.S.-Mexico Border [La forma en que los grupos de justicieros armados están deteniendo a los migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos], The Independent  [volver]
6. CBP Enforcement Statistics FY 2019 [Cifras sobre la aplicación de la ley por el Sistema de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos para el año fiscal 2019], el Sistema de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos  [volver]
7. Separated Children Placed in Office of Refugee Resettlement Care [Hijos separados de sus familias colocados bajo el cuidado de la Oficina de Reasentamiento de los Refugiados], Oficina del Inspector General de Salud y Servicios Humanos  [volver]
8. Congressional Testimony by Kathryn A. Larin [Testimonio ante el Congreso de Kathryn A. Larin], Oficina de Auditoría General de Estados Unidos  [volver]
9. Immigration-Related Policy Changes in the Trump Administration [Cambios de política relacionados con la inmigración de la administración de Trump], Instituto de Política Migratoria  [volver]
10. DHS to Start DNA Testing to Establish Family Relations at the Border [Departamento de Seguridad Nacional a iniciar pruebas del ADN para establecer consanguineidad en la frontera], Priscilla Álvarez y Geneva Sands, CNN  [volver]
11. Año fiscal 2018, Informe del ICE sobre operaciones de aplicación de la ley y expulsión  [volver]
12. Ice Detention Centers in Every U.S. State [Centros de detención del ICE en todos los estados de Estados Unidos], Business Insider Business Insider  [volver]
13. Office of Refugee Resettlement [Oficina de Reasentamiento de los Refugiados]  [volver]
14. The Demise of America’s Asylum System Under Trump [El ocaso del sistema de asilo de Estados Unidos bajo Trump], de Nicole Narea, Vox.com  [volver]
15. More Immigrant Children Are Dying at the Border [Se mueren más hijos de migrantes en la frontera], de Adolfo Flores, Buzzfeed News  [volver]
16. Migrant Deaths Along U.S.-Mexico Border Remain High [Todavía hay muchas muertes de migrantes a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México], Noticias de la ONU  [volver]
17. Border Angels website [sitio web de Ángeles de la Frontera]  [volver]
18. Deaths by Border Patrol Since 2010 [Muertes causadas por la Patrulla Fronteriza desde 2010], Southern Border Communities Coalition [Coalición de Comunidades de la Frontera Sur]  [volver]
19. “Enhancing Public Safety in the Interior of the United States,” Executive Order from DHS [El aumento de la seguridad pública al interior de Estados Unidos], Orden Ejecutiva del DHS  [volver]
20. ICE Worksite Investigations FY18 Surge [Aumento de investigaciones de sitios de trabajo del ICE para el año fiscal 2018], Boletín de prensa del ICE  [volver]
21. Announcements of ICE Enforcement Actions [Anuncios de las acciones de aplicación de la ley del ICE], American Immigration Lawyers Association [Asociación Estadounidense de Abogados de lo Migratorio]  [volver]
22. Immigration Deportation Hearings Hit Record High in 2018 [Las audiencias de deportación de migrantes alcanzan récord en 2018], CBS News  [volver]
23. List of States That Require E-Verify [Lista de estados que requieren E-Verify (control de verificación electrónica)], Efficient HireEfficient Hire  [volver]
24. DOJ Announces Priority Consideration Criteria for COPS Office Grants [Departamento de Justicia anuncia criterios de consideración prioritaria para aprobar los presupuestos para las oficinas de COPS (Servicios del Orden Público Orientados a la Comunidad)], boletín de prensa del Departamento de Justicia  [volver]
25. Attorney General Announces Zero-Tolerance Policy for Criminal Illegal Entry [El procurador general anuncia política de cero tolerancia para entrada ilegal criminal], boletín de prensa del Departamento de Justicia  [volver]
26.  Directive: Identification and Monitoring of Pregnant Detainees [Directriz: La identificación y el monitoreo a las detenidas encintas], ICE  [volver]
27. Backgrounder on Strategic Caseload Reduction [Antecedentes sobre la reducción estratégica de la carga de casos], de la Oficina Executiva para la Adjudicación de Casos de lo Migratorio  [volver]
28. Supreme Court Lets Trump’s Rule for Asylum Seekers on Southern Border Stand [La Suprema Corte deja en pie regla de Trump para solicitantes de asilo en la frontera sur], de Julián Aguilar, Texas Tribune  [volver]
29. Asylum Seekers Stranded in Mexico Face Homelessness, Kidnapping, and Sexual Violence [Los solicitantes de asilo varados en México enfrentan el desamparo, secuestro y violencia sexual], de Ashoka Mukpo, informe de la Asociación Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU)  [volver]
30. Asylum Claims Jump Despite Trump’s Attempt to Limit Immigration [Disparan las solicitudes de asilo a pesar de los esfuerzos de Trump por limitar la inmigración], de Ron Nixon, New York Times  [volver]
31. The Travel Ban at Two: Rocky Implementation Settles Into Deeper Impacts [A dos años de la prohibición a entrar: Ejecución agitada acaba en impactos más profundos], de Muzaffar Chishti y Jessica Bolter, Instituto de Política Migratoria  [volver]
32. Statistics Show that Trump’s “Travel Ban” Was Always a Muslim Ban [Las cifras demuestran que la “prohibición a entrar” de Trump siempre fue una prohibición a los musulmanes], Vahid Niayesh, Vox  [volver]
33. Executive Order 13815: Resuming the United States Refugee Admissions Program With Enhanced Vetting Capabilities [Orden Ejecutiva 13815: Un balance del programa de admisiones de refugiados a Estados Unidos con facultades realzadas de selección], Biblioteca Digital de Seguridad Nacional  [volver]
34. Ibid.  [volver]
35.  Migration Policy Institute Study [Estudio del Instituto de Política Migratoria]  [volver]
36. Matter of M-S-, Respondent [Caso de M-S-, Solicitante], Oficina del Procurador General del Departamento de Justicia de Estados Unidos  [volver]


Aún nos faltan $300 para cumplir nuestra meta de recaudar mil dólares con fondos de nuevos contribuidores mensuales — sea un contribuidor mensual, aumente su contribución mensual o haga una donación generosa.

Ahora que ha leído este artículo, tome un minuto para considerar el papel crucial que juega revcom.us. Se desmandan la supremacía blanca y el fascismo, y están quitando los derechos básicos de las mujeres. Estados Unidos amenaza con librar guerras contra Venezuela e Irán, a la vez que aterroriza a familias de migrantes y saquea al por mayor a nuestro medio ambiente, lo que pone en peligro el propio futuro de la humanidad. En revcom.us se puede conocer el origen de estos horrores, cómo es posible ponerles fin con una revolución real y las maneras en que la gente está trabajando ya hacia una revolución. Se puede encontrar, explorar y difundir la obra de Bob Avakian, el líder de esta revolución, el arquitecto del nuevo comunismo y el autor de un plano concreto para una nueva sociedad en camino a la emancipación total. Sea parte de luchar por el futuro de la humanidad: contribuya mensualmente o haga una donación ya.

Keine Kommentare:

Kommentar posten